Una mujer celebra el haber superado la depresión con la ayuda de Jesús, después de someterse a las terapias y los antidepresivos. “Estoy más sana como nunca he estado en mi vida, gracias a Jesús”.


Leticia Fernández, de 53 años, en su reciente publicación de Instagram contó su grata experiencia de comenzar una nueva vida tras aceptar a Cristo.

“Entré y salí de terapia desde que era adolescente, leí muchos libros de autoayuda, tomé tantos antidepresivos... No los dejé de lado ninguna de estas cosas, pero lo más que he crecido y sanado han sido en estos últimos 13 años porque elegí entregar mi vida a Jesús y no he tomado ningún antidepresivo desde entonces”, explica en el pie de foto.

Cómo superó la depresión con la entrega a Jesús.

Leticia enfatiza abiertamente que su problema surgió debido a la baja autoestima, el abuso y el trauma. En última instancia, ella da gloria a Dios a medida que su proceso de curación continúa desarrollándose. A través de la sangre de Jesús y la consejería bíblica, ella celebra lo que Dios ha hecho en ella:

“Aunque estoy en consejería cristiana mientras continúo sanando, Jesús es mi mejor sanador. Estoy segura de que soy un trabajo en progreso, pero no dejaré de buscar ser completamente sanada y liberada”.

La mujer comparte Juan 8:32 por ti hoy: “Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”.

Hay libertad en Jesús. De cada trauma, adición y lucha. ¡En Él, eres más que un vencedor!